in

En el Día Internacional para la erradicación de la pobreza.

Por: Jorge Ancizar Cabrera Reyes.

“Poner fin a la pobreza en todas sus formas en todo el mundo”. Objetivo 1 del Desarrollo Sostenible.

“La paz no es solamente la ausencia de la guerra; mientras haya pobreza, racismo, discriminación y exclusión difícilmente podremos encontrar la paz”. Rigoberta Menchú, Premio Nobel de Paz.

Hoy 17 de Octubre es el día Internacional para la Erradicación de la Pobreza, proclamada en el año de 1992 por las Naciones Unidas.

La pobreza también es considerada como la violación permanente de los derechos civiles, políticos y económicos. Hay que propender por la seguridad alimentaria, así se construirá un mundo más incluyente en la dignidad humana y con ello llegaremos al desarrollo sostenible en la órbita de las relaciones Humanidad y Naturaleza.

Los Derechos Humanos son la más importante conquista de la humanidad. La Organización de las Naciones Unidas el 10 de diciembre de 1948, adoptó la Declaración Universal de los Derechos Humanos, y en su artículo primero, establece: “Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos y, dotados como están de razón y conciencia, deben comportarse fraternalmente los unos con los otros”.

El Papa Francisco, como Jerarca de la Iglesia Católica y como mensajero de la paz, de la reconciliación y con su liderazgo universal, nos enseña: “Me gustaría hacer un llamamiento a quienes tienen más recursos, a los poderes públicos y a todos los hombres de buena voluntad comprometidos en la justicia social: que no se cansen de trabajar por un mundo más justo y más solidario. Nadie puede permanecer indiferente ante las desigualdades que aún existen en el mundo “.

Hay que seguir trabajando para que los gobernantes y los que tienen las decisiones en los distintos niveles del poder público, procuren mejores condiciones y conquistas sociales en el desarrollo humano, como mejores oportunidades de empleo, bienestar y de ingreso, el impulso del emprendimiento, la lucha contra la pobreza y la miseria y el fortalecimiento de la economía solidaria, aplicando los principios de la verdadera justicia social, la equidad y la solidaridad.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos ha tratado en distintas actuaciones sobre el tema recurrente de la pobreza y de los derechos humanos en América y el llamado urgente que hace CIDH, “a los Distintos Estados miembros, es que tienen la responsabilidad y obligación de procurar políticas públicas efectivas para la erradicación de la pobreza y la protección de los derechos humanos, el respeto a la autonomía y la dignidad de las personas en situación de pobreza es un principio rector en el que se basa el informe sobre pobreza y derechos humanos en América de la mencionda Comisión Interamericana de Derechos humanos… También está presente la interseccionalidad de la situación de pobreza con otros factores, como raza o grupo étnico, genero, discapacidad, orientación sexual, expresión de género…Los Estados tienen la responsabilidad y obligación de garantizar el acceso a las herramientas necesarias para posibilitar el debate participativo y la construcción colectiva de políticas efectivas para la erradicación de la pobreza”.

El trabajo conjunto de la UNESCO y las Naciones Unidas sobre la educación como derecho humano fundamental, señala: “que permite sacar a los hombres y mujeres de la pobreza, superar las desigualdades y garantizar un desarrollo sostenible… No obstante, 244 millones de niños y jóvenes de todo el mundo siguen sin escolarización por razones sociales, económicas o culturales… La educación es una de las herramientas más potentes para sacar de la pobreza a los niños y adultos marginados, así como un catalizador para garantizar otros derechos humanos fundamentales”.

Ese es el llamado para que Colombia y sus instituciones democráticas recuperen su prestigio y se aprueben las reformas sociales presentadas por el Gobierno Nacional al Congreso de la República con sus correspondientes debates de los parlamentarios, con juiciosos estudios y la participación de los distintos sectores de la academia, la sociedad civil y de los empresarios y el control constitucional de la Corte Constitucional, y así poder salir de esta deplorable condición de desigualdad y de injusticia social.

En el día internacional para la erradicación de la pobreza, el llamado es a buscar mejores oportunidades de bienestar, de ingreso y de empleo con aumentada equidad social, para satisfacer las necesidades básicas de los más pobres y que nos conduzca a todos a la educación con mayor cobertura y calidad, al bienestar, a la reconciliación, al perdón y a la paz, todos estos derechos están unidos a la reiterada y mencionada Declaración de los Derechos Humanos y a otros Instrumentos normativos internacionales que hacen parte del bloque de constitucionalidad de cada país, y para el caso de Colombia consagrado en el artículo 93 de la Constitución Política de 1991.

Cómo quiera que el hambre y la pobreza siempre andan de la mano como flagelo de las clases menos favorecidas, solo unas verdaderas políticas públicas de inversión social serán las únicas que elevarán y mejorarán su calidad de vida. De ahí la importancia de apoyar todos los proyectos de ley y actos legislativos que propugnen por una verdadera inversión social con crecimiento para el pueblo colombiano y por ende a la erradicación de la pobreza en el mundo.

Anuncios

What do you think?