in , ,

Fuertes cambios en el IBAL, debido a la reestructuración del antiguo modelo de captación del Rio Combeima

Significativos cambios se vienen adelantando en la empresa de Acueducto y Alcantarillado, IBAL, lo anteriormente dicho es en referencia a las contundentes declaraciones hechas por el actual líder de potabilización de dicha entidad, Andrés Waltero, quien expresó su necesidad de menguar los eventos climáticos surgidos entre el rio Combeima con las quebradas Corazón, Chembe y el Cay.

El rio Combeima se encuentra localizado en el Nevado del Tolima y posee un 82% del agua cruda transportada hacia los centros de restauración que se encargan de movilizarla a los diferentes puntos de servicio para disposición de 166 mil suscriptores; agregando a lo anterior se analizaron los datos registrados entre este rio y las quebradas, los cuales demostraron que el flujo hídrico conservado en el rio es de 1400 a 1500 litros por segundo; las quebradas no se quedan atrás en sus estudios debido a que el Cay contiene 600 litros por segundo y el Chembe 70 litros por segundo.

A lo anterior, Waltero afirmo tener una cuarta planta ubicada en la Arboleda Campestre con la capacidad de filtrar 17 litros por segundo; sin embargo también añadió la necesidad de tomar medidas urgentes como lo fue el riesgoso bloqueo de 19 cierres por dos horas en el rio Combeima transcurrido el 2022, esto se hizo con el fin de evitar futuras catástrofes y prevenirlas con “acciones hidráulicas necesarias para tener el caudal optimo en su consumo”.

Concluyo su intervención sosteniendo su deseo de cerrar esta enorme afluente mediante la captación de agua cruda en la quebrada Corazón, permitiendo un mayor acceso a los civiles suscritos y mejorar la gestión de sostenibilidad ambiental en el ecosistema.