La unidad de Salud de Ibagué cuenta con 19 puestos de salud en la zona rural, impactan a más de 30 mil personas, entre ellos los 2,269 habitante de tapias.

En el año hacen entrega de medicamentos a más de 180 paciencia, el equipo médico a brindado asistencia a 96 en primera infancia, 64 en infancia, 51 adolescentes, 80 jóvenes y 248 adultos.

El equipo asistencial de tapias es integrado por un médico, enfermera, auxiliar de enfermería e higienista oral y aún así, garantizan la atención oportuna en el corregimiento.

“Nos atienden a tiempo, yo soy hipertensa y me han ayudado con el control mensual y la entrega de droga de manera rápida”, resalta Azucena Arango Saavedra, habitante de este sector.

La población campesina tiene disposición médicos, auxiliares de enfermería, enfermeros, odontólogos, psicólogo, ginecólogo, pediatra, médico familiar, entre otros profesionales.

Según Carlos Cuéllar gerente la USI, los puestos de salud han facilitado el acceso a servicios médicos, es decir que el desplazamiento representes un ahorro de tiempo y dinero.

“Tenemos un estricto control con los pacientes crónicos, a la fecha se han atendido 188 entre los que se encuentran hipertensos, diabéticos, gestantes, adultos mayores, niños menores de cinco años, estos últimos con todo el esquema de vacunación al día”, afirmó Cuellar.

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *