Tala de al menos 30 árboles en la vereda El Gallo, en el Cañón del Combeima.

Luego de visitar el predio afectado en la vereda El Gallo, en el Cañón del Combeima, los profesionales de la Corporación Autónoma Regional del Tolima, Cortolima, verificaron que se realizó una rocería de arbustos y posterior quema en un lote cultivable en el predio Las Palmitas.

Se identificó que la zona de cinco hectáreas sobre la que se realizó la quema, no corresponde a reserva o a bosque natural, y que las especies de flora que se intervinieron son arbustos de tamaño medio y bajo, lo que no incurre en una falta.

“Sin embargo, es importante recalcar a la comunidad sí está establecida dentro de la resolución 2593 del 2018, la cual expone las condiciones para realizar quemas, pudiendo estas en un momento dado ser peligrosas para la salud, afectando la estructura del suelo, y debe regirse bajo esta resolución para poderlas realizar”, señaló el subdirector de calidad ambiental de Cortolima, Rodrigo Herrera.

Cortolima encontró que, además, en este predio se estaba adelantando la adecuación de una vía carreteable para la que realizaron movimiento de tierra y tala de al menos 30 árboles de especies como o Yarumo, Arrayán, Guadua y Helecho macho.

“La tala de las diferentes especies de árboles sí corresponde a un delito ambiental. Ya realizamos los respectivos informes que se entregarán a la Oficina Jurídica de la Corporación para que se tomen las decisiones sobre el caso”, puntualizó el subdirector.

Con la individualización del presunto infractor, en este caso el propietario del predio, Cortolima inicia el proceso administrativo para determinar el tipo de sanción que se debe aplicar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.