Investigación y Redaccción de Sofia Forero.

Por muchos años el conflicto armado en Colombia ha provocado muertes de inocentes, violaciones a la integridad física y masacres que a lo largo de los años ha dejado sus huellas e incertidumbre a miles de colombianos.

Con el Acuerdo De Paz, decenas de militantes dejaron las armas para reincorporarse en la sociedad y este es el caso de Yaneth Morales que nos demuestra que todos tenemos una segunda oportunidad de vivir.

Su Historia

Yaneth, desde los 15 años se incorporó voluntariamente en las Fuerzas Armadas Revolucionarias Colombiana (FARC) donde pasó 18 años de su vida combatiendo contra el ejército colombiano, afirma que su experiencia dentro de esta organización no fue del todo mala ya que compartía los ideales y la lucha por la causa pero también asevera que no le gustaría volver a repetir la historia.

Se desempeñó la mayor parte de los años como enfermera, donde tuvo que ver a todos sus compañeros de guerra heridos o muertos donde sintió miedo durante mucho tiempo y esto llevó a que ella quisiera un cambio para su vida y en el 2016 cuando se consolidó el acuerdo de paz vio la oportunidad que tanto anhelaba.

Se considera como una mujer de templanza y esto le ha servido en muchas circunstancias de su vida, donde ser mujer no la hace menos y con esa misma fortaleza quiere demostrarse a ella misma y a su hija que pueden salir adelante y darse la calidad de vida que se merecen.

Hace parte de la comunidad del Antiguo Espacio Territorial de Capacitación y Reincorporación (AETCR) y desde el 2018 es presidenta de la fundación semilla de paz en Icononzo, allí también es maestra de danza donde fomenta la cultura y el folclor colombiano, la mayoría de los niños que forman parte de la fundación son hijos de excombatientes en proceso de reincorporación que ahora son el futuro del país, que conocen muy bien su historia y quieren cambiarla,llenos de sueños y esperanza.

Espacios Lúdicos

Ella da una enseñanza para todos los jóvenes colombianos que estudien y luchen por sus derechos y afirma que el arma más poderosa es la palabra.

Datos de Interés

En el Antiguo Espacio Territorial de Capacitación y Reincorporación (AETCR) La Fila, en Icononzo, Tolima, habitan 224 personas en proceso de reincorporación, de esta cifra 68 son mujeres, entre las que se encuentran las madres de cerca de 80 niños, niñas y adolescentes que ven en la paz un mejor futuro para sus hijos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.