Se suspende el servicio de transporte público colectivo mientras el toque de queda.

Únicamente podrán solicitar el servicio de taxi, aquellos que se encuentren dentro de las excepciones.

A favor de las nuevas medidas impuestas por la alcaldía de Ibagué, el servicio de transporte público colectivo de la ciudad no estará en funcionamiento durante los fines de semana del toque de queda.

Restricción que empieza a regir a partir de este viernes desde las ocho de la noche, hasta el lunes a las cinco de la tarde. Los ibaguereños no tendrán permitido salir a abastecerse, ya que podrán hacerlo por medio del servicio a domicilio que habilitarán los supermercados, restaurantes y farmacias.

Aquellos que no cuenten con vehículo propio y estén dentro de las excepciones, como periodistas acreditados, servidores públicos, empleados del sector salud, establecimientos habilitados, o casos de fuerza mayor; deberán requerir el servicio de taxi vía telefónica o por medio de plataformas tecnológicas.

El secretario de movilidad, César Fabián Yáñez, anunció operativos conjuntos entre los agentes de tránsito y la policía metropolitana, para verificar el cumplimiento de la medida de aislamiento.

“Hacemos un llamado a la ciudadanía a abstenerse de salir durante el toque de queda, si se encuentran dentro de las excepciones o tienen una urgencia médica las empresas de taxi estarán prestando sus servicios” indicó el funcionario.

 

 

Deja una respuesta