La alta acumulación de aire en el sistema ocasiona un color anormal en el líquido; sin embargo, este se evapora a los pocos segundos y no representa ningún peligro para la salud. Como consecuencia de la velocidad y alta presión que se ejerce en el tanque Ciudad, que surte a los barrios del distrito hidráulico número 1, se pueden presentar pequeñas micro burbujas de aire que generan un color claro en el agua.

La Empresa Ibaguereña de Acueducto y Alcantarillado aclara que este cambio en la tonalidad desaparece al dejar reposar el líquido unos segundos y no representa peligro para los usuarios.

Te puede interesar: 50 personas disfrutan de un renovado entorno en Villa del Norte

En esta misma vía, usuarios de sectores como: 20 de Julio, Alaska, Alaskita, La Pola, Montezuma, Libertador, Belén, Ancón, entre otros, pueden confiar que el agua tratada por el IBAL es apta para el consumo humano.

Cabe destacar que, la empresa de servicios públicos verifica en su laboratorio de aseguramiento de la calidad, certificado por el Instituto Nacional de Salud, que el agua que consumen los ibaguereños cumple con todos los parámetros y estándares exigidos en la normatividad.

“El agua que le llega a nuestros usuarios no es agua cruda, es tratada, procesada por el personal idóneo y verificada por el laboratorio de calidad. Se puede consumir con tranquilidad, pues, es apta”, explica Yolanda Rodríguez, profesional del laboratorio de Calidad del IBAL.

Jorge Elmer Díaz, director operativo del IBAL

 

Redactado Por: Juan Pablo Patiño Obando

prensa@periodismoaldia.com

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *