Juan Carlos Niño Ballesteros, un pediatra y neonatólogo ibaguereño él cual ha sido víctima de suplantación de identidad, lo que en consecuencia ha ocasionado que la población en general que haya tenido contacto con él por medio de sus redes sociales, Whatsaap o esté en su lista de contactos telefónicos, se encuentren en peligro de ser estafados o de ser víctimas de delitos en contra de sus hijos.

Hace aproximadamente 10 días a Camila Valencia, una psicóloga ibaguereña y esposa del doctor Niño Ballesteros, recibió un mensaje de Whatsaap en donde se le informaba que se estaba solicitando la compra de unos dólares en nombre de su esposo aduciendo que era para salir de una emergencia económica que el doctor tenía.

Debido a esto el pediatra pasó a informar al público de lo que estaba sucediendo a través de la prensa escrita y hablada de la Capital Musical, además de a sus contactos en Facebook e Instagram, procediendo de inmediato a cambiar claves y tornando en privacidad sus redes sociales.

Cabe recordar que el doctor Juan Carlos Niño Ballesteros es pionero en telemedicina pediátrica en el departamento del Tolima y por eso en sus contactos telefónicos no solo están los padres de sus pacientes sino que también muchos de los niños a los que atiende, por lo que el mensaje que recibió el día de hoy de la madre de una de sus pacientes saltó todas las alarmas.

Te puede interesar: El túnel de la linea cumple un mes totalmente exitoso

En la mañana de hoy, 5 de octubre el doctor Niño atiende una llamada de una madre de familia, en donde le informa que contactaron a su hija de siete (7) años a través de mensajes de texto vía Whatsaap desde un número desconocido identificándose como el Dr. Juan Carlos Niño B, en el cual el suplantador de identidad, saludaba muy cariñosamente a la niña y justificaba el número desconocido como el nuevo número como consecuencia del hackeo del que había sido víctima.

La madre de la menor, quien fue la recibió el mensaje, se dio cuenta de inmediato de lo que estaba pasando y le respondió al delincuente haciéndole creer que la niña a la que él se estaba refiriendo tenía otro apellido y cortó la comunicación.

Esto es muy alarmante ya que los niños suelen caer fácilmente en estos delitos, es necesario y recomendable que evadan mencionar cualquier tipo de información personal ya que en un futuro está puede ser usada con el fin de lastimar y dañar la integridad de cualquier persona no solo de los niños.

Redactado por: Albert Stiven Tique Calderón

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.