Para estar con todas las Madres del mundo. Luchadoras, Amorosas y Trabajadadoras incansables, en el mes de Mayo y para rendirle tributo a su perseverancia en la formación y crianza de sus hijos, este hermoso poema del poeta atacuno; Cantor y Ruiseñor del Tolima. “Martín Pomala”.

FIBRAS DEL ALMA

              I

Diosa de los hieráticos altares
de mi existencia! Reina bendecida
por quien amo lo triste de la vida
y por quien llevo a cuestas mis pesares!

Tus ojos como inmensos luminares
auroran en mi ruta aridecida;
y si muestra mi pecho alguna herida
las cubres con tus manos tutelares.

Cómo no he de quererte, vieja mía
filtradora del mar de mi agonía
Y musa inspiradora de mi verso!

Si tu palabra tierna es mi consuelo,
si en tu beso senil me das un cielo
Y en tu mirar de madre un universo!

                           II

A tí, que sí me tienes verdadero
amor; que a soportar el mal me ayudas,
que no me das el osculo de Judas
y mueres de dolor si yo me muero!

A tí cuya existencia que venero
se gasta toda entre batallas rudas,
sin que con manos ávidas acudas
a registrar mi bolsa con esmero!

A tí, van mis canciones! Pobre ofrenda!
cogida en los zarzales de mi senda
sin luz; flores del alma con que quiero

perfumarte las sienes, porque tú eres
la única entre todas las mujeres
que no me pides por amor dinero!

Deja una respuesta