Papicultores de Murillo vendieron todo lo que ofrecieron

A la Plaza de Mercado Caballero Góngora de la Segunda Ciudad del Departamento llegaron, muy temprano, cuatro camiones; venían con el cupo. Traían 1.100 bultos de papa que cuidadosamente  habían cosechado las familias en los campos  murillenses.  En una foto que se ha vuelto habitual, miles de compradores estaban listos para llevar el tubérculo a casa. Esta vez, tampoco importó si el transporte era en triciclo, camioneta de estacas, motocicleta y,  quién lo creyera, hasta en bicicleta tipo panadera. Era el día de llevar la papa murillense y apoyar a los productores.

“A 30 mil y a 20 mil el bulto. Hay criolla y hay común”.  Insistentemente, esa era la frase que se le escuchaba decir a un locutor que había dispuesto la alcaldía de El Espinal como parte de la estrategia de divulgación; estrategia que también había incluido, previo a la papatòn, una serie de mensajes en redes sociales, perifoneo y cuñas radiales.

Se abrieron los cuatro camiones y empezó la venta. Los propios productores entregaban decenas de bultos a los coteros; unos  habían llegado de Murillo y otros eran lugareños. También ayudaron funcionarios de las dos alcaldías y de la Gobernación; porque, por momentos, la fila de ansiosos compradores era nutrida. El propio secretario de Desarrollo Económico de Murillo, Silvano Rodríguez, subió cientos de bultos en los vehículos que llegaron hasta la plaza.

Un ejercicio similar se repitió en los municipios de Lérida y Armero Guayabal. En cada una de las localidades del Norte tolimense las familias cultivadoras lograron vender 300 bultos de papa.  En total, durante la jornada se comerciaron, en los tres municipios del Tolima, 1.700 bultos del tubérculo.

Antonio José García, alcalde de Murillo, agradeció a los tolimenses por la solidaridad con las familias campesinas de su municipios; al igual que a las alcaldías e instituciones que participaron. “Nos sentimos muy reconocidos con las alcaldías, la Gobernación, la ADR y, especialmente, con los tolimenses que nos han acogido”; enfatizó.

“Hoy vimos que la ciudadanía de El Espinal atendió el llamado para apoyar a nuestros productores. La gratitud es con todos los que compraron y con todo el equipo de nuestra alcaldía que estuvo muy comprometido”; dijo al final Luis Armando Pava Ramírez, director administrativo de Asistencia Técnica Agropecuaria de El Espinal.

“Agradecemos a cada uno de los habitantes de El Espinal por su solidaridad con nuestros productores también al equipo del alcalde Juan Carlos Tamayo por compromiso. La actividad fue un éxito. Los productores vendieron en esta ciudad más de $32 millones”; comentó en su momento,  Diego Matiz, secretario de Desarrollo Agropecuario y Producción Alimentaria del Tolima.

Al final, los productores se regresaron a sus fincas con las ganancias en sus bolsillos y con la esperanza de seguir cosechando papa y a la espera de una nueva oportunidad en cualquier ciudad o pueblo del Tolima; porque como ellos mismos dicen: “Todos los días se pone la olla para cocinar”.

Por: Juan Pablo Patiño Obando