Posterior a la inversión de 6.100 millones de pesos que posibilitó la reapertura de la sede El Limonar del hospital Federico Lleras Acosta de Ibagué, la gobernación y las directivas del centro asistencial, están dispuestos a realizar otras apropiaciones millonarias, que transformarán esta sede en un centro cardiovascular y de neumología de alta complejidad.

De acuerdo con Ricardo Orozco, el gobernador del departamento, una segunda fase contempla 21 mil millones de pesos que destinará la gobernación del Tolima, sumado a 8.400 que aportará el hospital. ”Con esos recursos habilitaremos 44 camas de cuidados intensivos UCI, 60 camas de hospitalización, quirófanos y la remodelación y adecuación de la infraestructura que tanto se necesita”, afirmó el mandatario.

El gobernador señaló que espera cristalizar estas inversiones durante su mandato, además agradeció al equipo científico, de cirujanos, infectólogos y a los profesiones de otras especialidades que han apoyado el logro de objetivos para la salud y el bienestar de los tolimenses.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.