12 emprendedoras, cabeza de familia, del corregimiento de Payandé, municipio de San Luis (Tolima), se han convertido en protagonistas de la elaboración y comercialización de tapabocas. Estas mujeres ahora cuentan con una técnica para la elaboración de tapabocas a gran escala, y además con el desarrollo de estas confecciones, encontraron un medio seguro para su sustento y el de sus familias.

Vida Segura era una microempresa conformada por tres mujeres dedicadas a la modistería por encargo y a la confección de uniformes escolares, ropa deportiva y dotación, antes de la pandemia. Ahora con el acompañamiento del programa de Emprendimiento CEMEX y gracias al liderazgo de estas mujeres, esta microempresa logró redireccionar su actividad de confección, e incrementar su mano de obra, mejorar su capacidad productiva y consolidar una red de clientes.

Le puede interesar: “Loticonductores”

La fundadora de Vida Segura, Irma Mayorga afirmó “Antes éramos solo tres mujeres atendiendo el negocio, ahora que somos 12 ya estamos en capacidad de producir 600 mascarillas al día en promedio, un volumen que nos permite comercializar al por mayor este elemento de protección personal a grandes compañías que operan en la zona”.

Según el Líder del Programa de Emprendimiento de CEMEX, Sergio Villada, “Vida Segura hace parte del Programa de Emprendimiento de CEMEX desde 2018, y durante estos dos años hemos trabajado de la mano para apoyar a las emprendedoras en la consolidación y ampliación de su negocio. Frente a la contingencia del Covid-19 ellas han sabido aprovechar la oportunidad para adaptarse a la necesidad del mercado y vender tapabocas a gran escala”.

Gracias a esta iniciativa, las 12 mujeres que trabajan para este emprendimiento han podido confirmar que sus conocimientos en modistería y su máquina de coser, son elementos suficientes para ser productivas, para garantizar una fuente de ingreso para sus hogares y para proveer, a un precio justo, un elemento de protección personal importante para el autocuidado hoy en día.

El Programa de Emprendimiento de CEMEX lleva cuatro años en funcionamiento en la zona de Payandé y San Luis, donde opera también la Planta Caracolito de CEMEX. Desde su puesta en marcha hasta hoy, el Programa ha apoyado a más de cien emprendimientos de la zona, dedicados a la producción de alimentos, confección, cosmética y agricultura, entre otros. Gracias a este trabajo conjunto, los emprendedores de San Luis y Payandé se han formalizado y han adoptado las mejores prácticas para profesionalizar su negocio y para ampliar sus horizontes de ventas.

 

Redactado por: Nicole Homez.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *