La Fundación Musical de Colombia lo volvió a hacer: superó todas las expectativas con el XXXIV Festival Nacional de la Música Colombiana. En su primera edición 100 por ciento virtual logró en redes sociales un alcance de 922 mil personas y 68 mil personas siguiendo en tiempo real las diferentes transmisiones.

En términos generales toda la programación logró un alcance sin precedentes en la historia del Festival, que, en la virtualidad, entre otros, llegó a la comunidad latina residente en Estados Unidos, México, España y Canadá.

Tras los buenos resultados obtenidos, la presidenta aseguró que en la presencialidad el Festival conservará una parte virtual, para seguir llegando a más corazones. A la vez que agradeció a Colombia, a su equipo, a los medios de comunicación y a todos los integrantes de la Junta Directiva, porque su esfuerzo y entrega hicieron posible que la Fundación Musical de Colombia le cumpliera al país cultural.

El primero en recibir el reconocimiento nacional fue el compositor, tiplista y autor opita Víctor Hugo Reina Rivera, ganador del concurso Nacional de Composición “Leonor Buenaventura”, con su obra inédita “Vida”, que fue interpretada por Lizeth Vega, primera voz; David Fernando Ocampo Ciro, en el tiple y Diego Alfonso Sánchez, al piano

Consecutivamente llegó el momento de brillar de los “Príncipes de la canción”, el Dueto Símisol, de Bogotá, conformado por Lizeth Paola Rodríguez Díaz, Soprano; Sebastián Nieto Zapata, con el acompañamiento de Óscar Iván Navarro Restrepo en el tiple, que interpretó el tema “Caballito de Ráquira”, torbellino de Gustavo Adolfo Rengifo.

el escenario fue tomado por el dueto Garzón y Torrado, que enamoró con “Cenizas al viento”, vals de José A. Morales; “Poquito a poco”, bambuco de Rafael Godoy y “Vivo el momento”, vals de Carlos Garzón

el turno de la cuota internacional de la jornada, la cantante cubana Raquel Zozaya, quien con un variado repertorio rindió homenaje a los maestros antioqueños exaltados del Festival. Así fue que interpretó el pasillo “No es tan fácil, el vals “Tanto tanto”, y el pasaje “Para cantar”, de Jhon Jairo Torres de la Pava; el vals “Tú lo mejor de todo”, el pasillo “Después que me olvidé de ti” y el bambuco “Orgullosamente mujer”, de Héctor Ochoa Cárdenas.

Le puede interesar: Ibagué conmemorará sus 470 años de fundación.

Siguiendo con el programa de “Músicas de las Regiones” fue el turno de la polifacética artista bogotana Yolanda Rayo, quien interpretó de manera magistral las obras “Un beso y una flor”, de José Luis Armenteros y Pablo Herrero; “Cuando te acuerdes de mi”, de Marco Antonio Solís; “Whats up linda perry”, (adaptación al español Jhon Alex Serna) y “Si no te hubieras ido”, de Marco Antonio Solís. Temas que fueron dedicados a su público con el que ansía volverse a reencontrar y poderle cantar mirándolo a los ojos.

Emocionante reconocimiento a Adriana Lucía

Y después de esta carga de energía y de ese palpitar de corazones emocionados que supo generar a distancia la “reina de la plancha”, el turno de continuar la “fiesta musical” fue para Adriana Lucía, artista cordobesa a quien la Fundación Musical de Colombia le concedió el “Gran Tiple de Oro Garzón y Collazos”, por su invaluable trabajo en favor de la música colombiana y la defensa de nuestro patrimonio cultural.

Y para clausurar la edición 2020 del Festival, qué mejor que con la alegría y el sabor inconfundible de la Orquesta de Lucho Bermúdez, que vistiendo de gala interpretó un variado repertorio autoría del maestro Lucho Bermúdez: “Arroz con coco”, “Carmen de Bolívar”, “Danza negra”, “Diana María”, “Colombia tierra querida”, “Plinio Guzmán”, “San Fernando”, “Salsipuedes”, “Fiesta de negritos”, “Minavete” y “Taganga

 

Redactado por: Karla Reyes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.