Las labores de limpieza evitaron represamiento en la quebrada de “ramos y astilleros”

La Administración Municipal tuvo que atender la emergencia registrada por el represamiento en un afluente de la vereda “Ramos y Astilleros” en el sector de Chapetón, esto situación fue ocasionada por la temporada de lluvias que se presentaron durante el primer semestre del año en curso. Ante el llamado oportuno de la ciudadanía, la Secretaría de Ambiente y Gestión del Riesgo designó una comisión con el fin de evaluar las afectaciones presentadas por los recientes deslizamientos, las caídas de los árboles y el material rocoso sobre la quebrada, la cual amenazaba con afectar las viviendas de la zona y la vía de acceso.

De esta manera, y con el apoyo de funcionarios del Cuerpo Oficial de Bomberos, el pelotón de prevención y atención de desastres del batallón Baraya del Ejército Nacional y la Cruz Roja Colombiana, se realizaron jornadas de limpieza, remoción y corte de troncos y rocas que impedían la libre circulación del agua.

César Gutiérrez, jefe de la dependencia de la Secretaría de Ambiente y Gestión del Riesgo, indicó que el riesgo es inminente para los habitantes de la zona, pues, con las fuertes lluvias el taponamiento podría ocasionar una emergencia mayor. “Atendimos de manera inmediata la emergencia registrada en el afluente, con las acciones adelantadas permitimos que el agua pueda fluir sin interrupciones y evitar que se pueda presentar una tragedia mayor con la llegada de las lluvias” subrayó el funcionario Gutiérrez.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.