“La Vida de los Descendientes Africanos Importa Mucho”.

Por: Jorge Ancizar Cabrera Reyes.

“Ríos de sangre pueda que tengan que correr antes de que ganemos nuestra libertad, pero debe ser nuestra sangre”. Gandhi.

Lo ocurrido en Estados Unidos en medio de la tormenta y de la emergencia sanitaria originada por la pandemia global del Covid-19, con ello se comenzó también el estallido social y el debate sobre el racismo. Las etnias afrodescendientes, a través de la historia han sido víctimas de racismo, discriminación racial, exclusión social y expropiación. Se debe propender por el impulso de legislaciones globales acopladas al carácter pluricultural y multiénico, con políticas públicas que busquen defender y reconocer los derechos de los pueblos afrodescendientes en los territorios ancestrales y en las grandes ciudades ya que ellos también son personas capaces, inteligentes y de profunda sabiduría.

Cuando Martin Luther King, Jr., le hablaba a las gentes de Montgomery: “La tensión en esta ciudad no es entre los blancos y los negros. La tensión está en lo profundo, entre la justicia y la injusticia, entre las fuerzas de la luz y las fuerzas de la oscuridad. Y si hay una victoria, no será simplemente una victoria para cincuenta mil negros, sino una victoria para la justicia y la fuerza de la luz. Hemos salido a derrotar la injusticia y no a las personas blancas que pueden ser injustas”. Luther King, Jr. Fué asesinado en 1968.

Los derechos humanos buscan proteger a todas las personas en su vida, dignidad, trabajo y su fin primordial en los gobiernos democráticos es que deben respetarse. La violencia engendra nuevas formas de esclavitud y opresión, hay que eliminar esa ferocidad de la discriminación que cruelmente perturba la construcción de una sociedad con inclusión, más justa, solidaria, libre y pacífica; dentro del bloque de constitucionalidad establecidos por los distintos Estados en los protocolos y tratados de protección de los derechos humanos y del derecho internacional humanitario; buscando solución a los conflictos, respetando la igualdad de las minoría etnicas. El desbordamiento de la violencia y la vulneración de los derechos de los afrodescendiente lo que hace es despejar el camino al autoritarismo y a la segregación.

Los Estados que hacen parte de las Naciones Unidas en la relación de la seguridad y los derechos humanos, al reconocer la importancia de aplicar las normas y los standares internacionales de los mismos, a fin de asumir los desafíos sobre los derechos humanos; buscando la verdad, la protección y el respeto de los derechos. Los ciudadanos que defienden los derechos humanos son considerados también como el fundamento de la democracia global.

Que se puede decir, a la comunidad afrodescendientes en el planeta, con el homicidio ocurrido el 25 de mayo de 2020, en la ciudad de Minneapolis, después de la muerte de George Floyd, de la cual su pequeña hija manifestó “Mi Papá cambió el mundo”. Esto desató protestas y movilizaciones en los Estados Unidos y muchos países, contra el racismo y la brutalidad policial, murió Floyd de manos del Policía Derek Chavin, que según vimos en el video, a donde presionó su rodilla sobre el cuello de Floyd, causandole la muerte de forma inexplicable y bárbara; lo que condujo a que el Alcalde Jacob Frey de Minneapolis, ciudad donde ocurrió el hecho dijo que: “apoyaba una amplia reforma estructural para revisar este sistema estructuralmente racista”.

En Colombia, el afrodescendiente Anderson Arboleda, un joven de 19 años, también fue asesinado en Puerto Tejada, norte del Cauca, y fue agredido brutalmente por dos policías, el hecho que ampliamente se registró, ocurrió el 19 de mayo de 2020.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.