A pesar del confinamiento a causa del coronavirus, el centro agropecuario La Granja del Espinal, se encuentra a cargo de treinta aprendices que gracias a su compromiso y responsabilidad han logrado brindar el cuidado que necesita la sede, con el fin de mantener sus instalaciones en las mejores condiciones.

Animales como vacunos, ovinos, equinos, caprinos, porcinos, peces, gallinas y codornices entre otros, han contado diariamente con la  alimentación, seguimiento y limpieza necesaria. De igual manera, se siguen realizando procesos de cosecha para cooperar con los kits nutricionales suministrados a los aprendices.

Además se ha cumplido con las medidas, protocolos y elementos de bioseguridad, también el acompañamiento por parte del equipo de bienestar al aprendiz, servicio de enfermería permanente y  apoyo psicosocial para prevenir cualquier situación que ponga en riesgo la vida de los jóvenes.

La familia SENA continuará  protegida, cumpliendo la normatividad de la cuarentena y protegiendo la salud de todos para lograr tener un pronto regreso a los centros de formación con los que cuenta la Regional Tolima.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.