Jeremías 2:21-22

Tan GRANDE es la mancha de su PECADO que ni el mejor jabón del mundo podrá QUITARLES esa MANCHA. YO los he cuidado como se cuida al MEJOR VIÑEDO. Sus antepasados me OBEDECIERON, pero ustedes son tan REBELDES, que son como un viñedo que sólo produce UVAS PODRIDAS.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *