El sujeto identificado como Fernando Trujillo Gomez, se encuentra en judicialización, debido a que compraba caballos y burros en la costa Atlántica, donde algunos de ellos ya se encontraban muertos, y otros enfermos.


Dichos animales eran trasladados hasta Bucaramanga, donde los llevaban a un lugar para sacrificarlos y tratar la carne, para así poderla hacer pasar como carne de Vaca, el traslado de los animales, lo hizo de forma terrestre, y con documentación falsa.

Fernando Trujillo Gomez, con el gran engaño que realizo junto con otras personas que no se han esclarecido sus identidades, logro vender entre 2.000 y 2.500 kilogramos semanales en Bucaramanga y Santander, teniendo un valor aproximado de $500 millones de pesos.

Alias el gemelo o el padrino, realizo esta actividad delictiva desde marzo del 2019 hasta septiembre del 2020, luego de que la dirección y protección de servicios especiales de la policia nacional, lograra la captura de Trujillo, y descubriera que dicha carne, era de caballo y de barro, y que a parte de eso, eran animales enfermos.

A este hombre, se le imputó el delito de corrupción de alimentos en concurso homogéneo y simultaneo en 18 oportunidades, fraude procesal y falsedad en documentos privados, también se expuso que debían inyectar químicos en la carne para que estuviera blanda, ya que no se podía cocinar de manera sencilla, otro delito fue la evasión de los controles fitosanitarios para movilizar caballos y burros, entre otros delitos que siguen siendo investigados.

Luego de encontrar tal evidencia de forma física y de casi dos años, el juez dio sentencia de medida de aseguramiento en centro carcelario a Fernando Trujillo Gomez, esta decisión fue tomada por el fiscal general de la Nación, Francisco Barbosa Delgado, quien buscan esclarecer hechos que afectan
la vida y la salud de los niños, niñas y adolescentes. En Colombia.

 

Por: Vanessa Ríos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *