José María Melo el único Jefe de Estado, que salió del pueblo.

Por: Jorge Ancizar Cabrera Reyes.

“aceptad la promesa que os hago ante Dios de las naciones, no tengo en mira sino vuestra felicidad, porque soy yo y no seré más que un amante entusiasta de la libertad y ardiente defensor de vuestros derechos”. José María Melo.

Un día como hoy hace 160 años, murio fusilado el General José María Melo, el 1 de junio de 1860, en la Trinitaria, Chiapas México, y sus restos mortales no han sido repatriados; nació el municipio de Chaparral y se posesionó como Jefe de Estado el 17 de abril de 1854.

El General José María Melo, fue uno de los militares más sobresalientes en la historia de Colombia, en su Posesión y con sus palabras libertarias, dijo: “Granadinos: ha llegado la hora de recobrar vuestra suspirada libertad, marchad unidos y el triunfo es vuestro, más al ahogar el mostruo de la anarquía, no temáis que el despotismo militar lo reemplace, no temáis las violencias y venganzas que otras veces han acompañado a estos pasos dolorosos de los pueblos hacia la conquista de sus libertades. Os convoco a todos para la reedificación del gran templo de la libertad. Un gobierno provisorio digno de vuestra confianza os conducirá por el camino de la justicia, hasta que se reorganice el Gobierno de vuestros votos en una convención general de todos los pueblos de la Nueva Granada. Yo no seré más que el defensor de obras de vuestros fueros, el defensor del pueblo, os prometo por esta espada que recibí de la inmortal Colombia y que no envainaré hasta no dejar afianzados vuestros sacrosantos derechos”.

El cuartelazo del General Melo, fue la única y primera manifestación como experiencia en la historia de Colombia que el pueblo con su lucha en una revolución artesano- militar, que logró llegar al poder distinto a la clase dominante o burguesía; fue una administración provisional que duró 6 meses en la conducción del Estado signado por los artesanos y por las organizaciónes en sociedades democráticas, y otros sectores populares y del pueblo raso, de los sastres, artesanos y pequeños comerciantes, que fueron el soporte del Gobierno de Melo que se inspiraron y sembraron como semilla el socialismo utópico.

En el Gobierno de José María Melo, se hizo varios cambios en el funcionamiento del Estado, que tuvieron un fin primordial a corto y largo plazo, fue un conjunto de medidas para desarrollar e impulsar su mandato y sus acciones de gobierno.

En el corto plazo el propósito de su gestión administrativa era el de generar confianza y tranquilidad de las familias y del conglomerado en general, inicialmente fueron medidas restrictivas pero garantistas de los derechos individuales.

Y en el largo plazo se trazó y se fijó como meta, entregar el manejo legítimo del Estado al Pueblo, para cambiar y modificar sus instituciones y para ello se pensó que el necanismo más idóneo era a travé de una Asamblea Nacional Constituyente.

La diferencia de José María Melo y Manuel Murillo Toro, como Jefes de Estado, de origen liberal. Melo era liberal dacroniano, eran proteccionistas en las medidas económicas y comerciales y Murillo Toro, era liberal gólgota que propugnaban por un libre mercado.

El exparlamentario e historiador Darío Ortíz Vidales, fue el primero que realizó la única biografía de Melo, que con solvencia académica y rigor de investigador la dejó en su libro: “La razón de un rebelde” (Bogotá: Alcaraván 1980). Un extraordinario aporte a la historia y a la cultura colombiana, que como huella indeleble dejó imperecederamente para todas las generaciones.

El exgobernador e historiador Fernando Osorio Cuenca, dentro de sus investigaciones históricas manifiesta: “De los 53 firmantes del acta de la independencia 16 eran frailes o sacerdotes entre ellos el sacerdote indígena natural de Choachí José Ignacio Pescador Amaya único nativo no criollo de los independentistas.

Figuran tambien los hermanos sacerdotes nacidos en Neiva y curas de Chaparral y Ataco Vicente y José Joaquin de La Rocha y Florez.
Fue firmante José Joaquin Ortiz Nagles, tio abuelo de José María Melo Ortiz chaparraluno hijo de caucanos de quien varios historiadores afirman que tenía ancestro pijao lo que es falso. Sus origenes son familias Melo, Ortiz, Abadia y Freire de Popayán, Buga y Cartago”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.