in ,

Impactante relato de una joven madre en Ibagué sobre el parto humanizado

Las USI se han convertido en espacios invadidos por la tristeza y el desconsuelo, debido a las agitadas historias que conmueven entre pasillos a la basta cantidad de residentes, no obstante, este lazo se vuelve inspirador cuando se observa una madre recibiendo al mundo a su primogénito por medio de un parto humanizado.

Pocas mujeres consiguen acceder a este tipo de alternativas debido a la falta de recursos que poseen los centros hospitalarios, sin embargo, esto ha cambiado debido a las nuevas normas que predominan el derecho de la mujer frente a otros tratamientos anteriormente establecidos como sanos.

Mari Luz Álvarez se convirtió en la protagonista de un emotivo pero importante significado al concebir a su cuarto hijo bajo una servicio que prioriza su salud ante toda adversidad en supervisión de médicos especializados que brindaron excelentes cuidados en la Unidad de Salud de Ibague.

Según Mari Luz el procedimiento aplicado fue “espectacular”, dada la conexión surgida entre ambos, además de sentirse bastante satisfecha con varias metodologías utilizadas como la hidroterapia, aromaterapia y cromoterapia que combinan el recurso natural hídrico para alivianar los dolores.

Para dar cierre a este bello momento, ella compartió esa vivida alegría acompañada por su esposo a quien agradece por su estadía al ponerse los guantes de la valentía y cortar el cordón umbilical que unía a su amada con su hijo.