Ibagué Ciudad de Universidades, sabe que solo la educación transforma al mundo

Por: Jorge Ancizar Cabrera Reyes.

“La educación es lo que sobrevive cuando todo lo que se ha aprendido se ha olvidado”.B. F. Skinner, padre del conductismo.

Mientras que para Jean Piaget: “El fin primordial de la educación es formar hombres y mujeres capaces de hacer cosas nuevas, y no repetir simplemente lo que otras generaciones han hecho”.

Mientras que para Morella Velazco nos dice que: ‘Formar, quiere decir transmitir de generación en generación aquellos valores espirituales que dan a la vida un gran significado y esto se logra a través de las palabras que se vuelven palpable y visible en la vida de cada individuo”.

Esto con el fin de hacer un análisis histórico de la importancia de la organización de educación Remington: Que inició, su trabajo educativo en el año de 1915, en la región de Antioquia, formando a las personas en el campo del talento humano, para los oficios que en esa época se realizaba con los saberes de los emprendedores que desempeñaban la labor del comercio.

Dicha Corporación Educativa, se creó con énfasis en la capacitación en temas de comercio general, contabilidad, mecanografía, matemáticas mercantiles, y el idioma ingles entre otras modalidades de formación integral y preparando bachilleres académicos y comerciales.

En el año de 1996 se le concedió la personería jurídica como Corporación Universitaria Remington, con cobertura en todo el país, incluída Ibagué, donde funcionan las facultades Ingeniería, Medicina Veterinaria, Derecho, Contaduría y Diseño.La demanda educativa superior, para atender las exigencias de la sociedad contemporánea y global en la “sociedad del conocimiento”, se requiere con una educación real, moderna, de calidad, con competitividad y equidad, para alcanzar una verdadera transformación social, con igualdad de oportunidades y con resultados significativos en ciencia, tecnología e innovación que es un aspecto relevante y estratégico para optimizar la competitividad como lo viene realizando la Corporación Universitaria Remington, en el reconocimiento que el proceso educativo y la cultura son inseparables y elementos fundamentales del desarrollo social y económico, y por lo tanto es indispensable para que el ser humano alcance su realización individual y colectiva, y se convierta en un protagonista de la vida social.La directiva nacional está orientada por el doctor Jorge Vásquez Posada como su presidente, el doctor Arcadio Maya Elejalde como Rector, el doctor Luis Hernando Aguinaga Queirós en su condición de Decano de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Políticas, personas de reconocida idoneidad académica.

La educación se debe concebir como el proceso de propiciar, facilitar y favorecer el desarrollo progresivo de la capacidad de pensar, de aprender o discernir, de decidir, de relacionarse, de proyectarse en el mundo a través del trabajo y de actuar en favor de la transformación y el mejoramiento de la sociedad y de formar líderes en conocimientos capaces de interactuar en su medio para generar opciones reales de transformación que respondan no solo a las aspiraciones de cada uno de los estudiantes, sino que aporten al desarrollo social de su municipio, departamento y el país.

Educar es formar líderes para el cambio social.A nivel de la Ciudad de Ibagué y de la región, se desempeña como Decano de la Facultad de Medicina Veterinaria y la orienta el Médico Veterinario doctor Alexander Espinosa Triana, quien es un destacado hijo del Tolima, profesor universitario, además en otras ocasiones se ha desempeñado como servidor público con solvencia académica como especialista y magister.

La medicina veterinaria ahora en tiempos de pandemia y posterior a ella ofrece una gama de escenarios en la formación de sus estudiantes para establecer el campo de la seguridad alimentaria, el manejo integral del bienestar animal y la dosis de proteína dentro del marco de la producción sostenible.

En la facultad de Ciencias Jurídicas y Políticas, se destaca la labor del docente y académico doctor Harold Moreno Castillo, Abogado especialista en derecho administrativo y constitucional que con las orientaciones de la decanatura nacional tienen un programa de derecho en la ciudad de Ibagué y en la región para dignificar la formación integral de los futuros Abogados, en la búsqueda de protección de los derechos humanos y del ambiente.

Que interesante que la Universidad forme profesionales con vocación al desarrollo pecuario y agropecuario, toda vez que en los tiempos de pandemia y en la crisis de cambio climático solo el campo salva a la sociedad colombiana y al mundo en general, porque llegó el momento de mirar y regresar con amor al campo, ya que lo rural tiene que hacer una verdadera simbiosis para salvar las ciudades, y es aquí donde se debe borrar para siempre la brecha entre el campo y la ciudad.

Simón Bolívar nos enseñaba que: “Las naciones marchan hacia el término de su grandeza con el mismo paso con que camina la educación, dónde los maestros se consagran a la labor más noble como es la de ilustrar a sus semejantes”.

Para terminar este breve analisis donde la universidad forma médicos que salvan la salud en conexidad con la vida de las personas, al igual que forma médicos veterinarios que salvan la vida de los animales, pero también forma abogados que son médicos sociales, que curan y solucionan todas las controversias sociales de la sociedad.Cómo tengo que ser respetuoso del espacio termino diciendo con el profesor Mario Héctor Vogel que: “Compartir el conocimiento es una acción de seres inteligentes, que han comprobado que el conocimiento es un bien que crece a medida que se lo comparte”.