Hoy es una efemérides más del natalicio 220 años, del Jefe de Estado, General José María Melo.

Hoy es una efemérides más del natalicio 220 años, del Jefe de Estado, General José María Melo.

Por: Jorge Ancizar Cabrera Reyes.

<José María Dionisio Melo Ortiz, es el único héroe de la independencia y expresidente colombiano, que sacrificó su vida también en la lucha por la libertad de los Mexicano comandados por el demócrata y luchador Benito Juarez, allá en el Estado de Chispas, donde reposan sus restos que tienen que ser expatriados a Colombia, donde se le deben tributar sus merecidos honores>.

Un día como hoy el 9 de octubre de 1800 hace 220 años, nació en Chaparral el General José María Melo. El 17 de abril de 1854 se posesionó como Presidente, período que concluyó el 4 de diciembre de 1854, en un gobierno popular reflejado en su frase: “Los Artesanos organizados en las sociedades democráticas” y su proclama: “vosotros componéis la parte más importante del éjercito de la república. Consagrados tranquilamente a las productivas artes de la paz, vosotros sabéis dejar cuando la patria os llama, el carbón y el compás y empuñar la espada y el fusil para defender sus sacrosantos fueros”.

Igualmente, para recordar la inspiración de su lucha, organizada por líderes populares y entre ellos el artesano José Garnica, podemos leer sus versos indicados por la investigación realizada por el excanciller colombiano e historiador doctor Indalecio Liévano Aguirre. Así: “Infeliz Patria, hasta cuándo/cesará nuestro desvelo,/vuestros hijos por el suelo/y los amigos mamando!/Nos traen mesas, taburetes,/canapés, escaparates,/baúles, zapatos, petales,/galápagos, ligas, fuertes,/y multitud de juguetes/con que barren nuestros reales;/mientras nuestros menestrales/se abandonan por no hallar/cómo poder trabajar/ igual a tantos rivales./Preciso es, caros hermanos,/que dejemos la manía/de empobrecer cada día/más y más los colombianos/dando preferencia ufanos/a las cosas extranjeras”. Tomado del libro “José María Melo los Artesanos y el Socialismo”. Autor Gustavo Vargas Martinez, 1998. Planeta Colombiana Editorial S. A., 1998.

El abogado, historiador y exparlamentario tolimense doctor Darío Ortiz Vidales contribuyó con el libro de José María Melo “La razón de un rebelde”, en dar a conocer a las generaciones de su época, a las actuales y las futuras en la mirada del contenido social del cuartelazo de Melo en 1854 y su expresión democrática que él representó con el apoyo de los artesanos. El historiador chaparraluno doctor Darío Ortiz Vidales, siempre se dedicó ha rescatar los hechos históricos, sus personajes sobresalientes sobretodo, en las gestas de la Independencia, en la Constitución y estructuración de nuestra República.

Asi mismo Ortiz Vidales, fue una persona dedicada a la busqueda de la paz y la reconciliación nacional , labor que hizo como parlamentario, en sus estudios académicos y sus luchas sociales, dejando un legado cultural e histórico que todos los tolimenses tenemos que rescatar.

El distanciamientos de los Artesanos con los gólgotas en la lucha interna que fue divergente en el partido Liberal entre darconianos y gólgotas que significó el derrocamiento de los liberales radicales gólgotas en el gobierno, que pregonaban y eran partidarios más del desarrollo social que del político, con su pensamiento burgués del socialismo y con la instaración del Gobierno artesanal de Melo, los dacronianos criticaban la políticas económicas de los gólgotas, pues con estas ideas se podía propiciar un riesgo social de incalculables consecuencias, puesto que los dacronianos tenían un pensamiento librecambista y librepensador en su lucha social y política.

El Historiador y exgobernador del Tolima en sus estudios investigativos sobre la vida del General José María Melo, Jefe de Estado de Colombia señala: “Jose María Melo se casó con María Teresa de Vargas Paris cuñada del General venezolano Rafael Urdanera. Tuvo dos hijos, Bolivia Melo Vargas y José María Melo Vargas quién falleció en el lago de Maracaibo en 1850.

Bolivia vivió 94 años. Nacida en 1832 falleció en Caracas en 1925. Tuvo un hijo de nombre Norberto Melo residenciado en Honda donde falleció en el mismo año que su madre, 1925. Del nieto del general proceden siete hondanos Melo Vélez.

Nuevamente se casó, en 1843, con la panameña Juliana Granados, con quien tuvo un hijo, Máximo, con quien llegó a México en 1860, cuando éste tenía 15 años y 60 el general. Se casó con Amada Corzo y su familia es reconocida por su acendrado liberalismo”.

Debemos de insistir como tolimenses en la traída del los restos del Jefe de Estado General José María Melo, como él quizo que se le llamara.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.