Hoy en el día Internacional del Trabajo, ahora en tiempos de pandemia.

Por: Jorge Ancizar Cabrera Reyes.

“Lo peor de la peste no es que mata a los cuerpos, sino que desnuda las almas y ese espectáculo suele ser horroroso”. Albert Camus.

Se celebra en Colombia y en mundo el día internacional del trabajo.

Para estar con la lucha social por un trabajo y un salario justo y sus reinvindicaciones y garantía de los derechos humanos y laborales en una sociedad más participativa, incluyente, con verdadera justicia social, defendiendo los derechos más sagrados que tenemos la vida, la libertad, la democracia y un ambiente sano para todos, como no lo enseñó Mutis cuando dijo: “¡Oh, Santo Dios! ¡Cuanto tiempo y constancia se necesitan para ir descubriendo los arcanos de la naturaleza!”.

Debemos defender nuestro territorio y su riqueza representada en: la cultura, la biodiversidad, el trabajo que dignifica a los seres humanos, en su desarrollo integral sostenible, económico, político, social, en la búsqueda de mejores condiciones de vida en el Universo y en lo que tiene con Colombia en paz, perdón y reconciliación.

Resaltar el trabajo de los campesinos que cultivan y transforman la tierra para el beneficio de la humanidad, las Naciones Unidas expidieron la Declaración de Derechos Fundamentales de los Campesinos, pero el Estado Colombiano y el Congreso de la República no lo han aprobado y ratificado conforme al artículo 93 de la Constitución Política de 1991.

La Organización Internacional del Trabajo OIT, fue creada en el año 1919, en el Tratado de Versalles que terminó con la Primera Guerra Mundial, de ella hace parte las Naciones Unidas, que reúne a los Gobiernos de 187 Estados con sus Empleadores y Trabajadores y como objetivo se destacan: “la promoción de los derechos laborales, fomentar oportunidades de trabajo, formular políticas y elaborar programas que promuevan el trabajo decente de hombres y mujeres”.

Deja una respuesta