Hoy 9 de agosto. Día Internacional de los pueblos Indígenas.

Por: Jorge Ancizar Cabrera Reyes.

“Una columna formará el día de mañana un puñado de indígenas para reivindicar sus derechos”. Manuel Quintín Lame Chantre.

El 23 de diciembre de 1994, la Asamblea General de las Naciones Unidas, decidió mediante resolución A/RES/49/214, de fecha 9 de agosto: Declarar el “Día Internacional de las poblaciones indígenas”, dando cumplimiento al Convenio 169 de 1989 sobre los Pueblos Indígenas y Tribales en países independientes, adoptado por la 76 reunión de la Conferencia General de la O.I.T. (Organización Internacional de Trabajo en Ginebra el 27 de junio de 1989 y Colombia lo adoptó el 4 de marzo, mediante la Ley 21 de 1991, igualmente la Asamblea Departamental del Tolima, promulgó la Ordenanza 051 de fecha 21 de diciembre del año 2005.”Por la cual se adopta la política para reconocer y garantizar el ejercicio de los derechos de los pueblos indígenas en el Departamento del Tolima”.

En lo que hace relación al Departamento del Tolima, en el Ministerio del Interior y como estadística hay registradas y constituídas legalmente 204 Cabildos como comunidades indígenas. Hay 91 Resguardos constituídos por las siguientes entidades antiguas el Incora y el Incoder y hoy por la Agencia Nacional de Tierras, adcritas al Ministerio de Agricultura y lo que compete al DANE, en el Censo de 2018, arroja como Población Indígena en el Tolima, es de 45.269 Indígenas, representados en Pijaos y Nasa. Faltando 42 Cabildos que hay para registro en el Ministerio del Interior.

La Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, aprobada en la Asamblea General del 13 de septiembre de 2007 donde señala: “Afirmando que los pueblos indígenas son iguales a todos los demás pueblos y reconociendo al mismo tiempo el derecho de todos los pueblos a ser diferentes, a considerarse a sí mismo diferentes y a ser respetados como tales”. Y en su artículo 1 dice: “Los Indígenas tienen derecho como pueblos o como personas, al disfrute pleno de todos los derechos humanos y las libertades fundamentales reconocidos por la Carta de las Naciones Unidas, la Declaración Universal de Derechos Humanos 4 y la normativa internacional de los derechos humanos”.

Los pueblos indígenas tienen suficientes conocimientos ancestrales y tradicionales en la relación con su entorno natural y conocen ampliamente que la contaminación y degradación del ambiente desencadena potencialmente en enfermedades.

En sus Territorios habita la mayor parte de la Biodiversidad y variados Ecosistemas y también las comunidades indígenas nos enseñan como debe ser la relación con la naturaleza y con ello se puede controlar muchas situaciones de desequilibrios el riesgo de muchas enfermedades con medicinas tradicionales.

Para conmemorar el 9 de agosto el Día Internacional de las poblaciones indígenas quiero presentar a la opinión pública como fue la llegada de los Nasa a nuestro Departamento del Tolima y el relato lo hace, la Autoridad Mayor Nasa, Alvaro Ovidio Paya así:

“He sido exgobernador por cinco ocasiones de la comunidad NASA del Corregimiento Gaitania, Municipio Planadas y que aún se preservan los usos y costumbres como son los tejidos, el idioma propio NASA YUWE, la Autoridad Tradicional en cabeza de el Gobernador y sus Cabildantes, con apoyo de la Guardia Indígena para la seguridad de nuestra comunidad.

El desplazamiento de los Indígenas Nasa (Páez) del departamento del Cauca desde el municipio de Paes, entre 1902 a 1906.

Quien inició la expedición hacia el territorio del Tolima fue el afro Tomás Valencia con su familia, posteriormente la ruta era el río símbola, adentro cogiendo la elevación de una cuchilla que la nombraron el páramo del deseo, en la segunda salida se le unió la familia Paya, Lorenzo Paya, Justo Paya, Juan Paya, Corpos Paya, quienes por ocho salidas a trochar lograron voltear hasta el Tolima, en ese recorrido tuvieron anécdotas en caso como el nombre del páramo del deseo o sin candelas, por qué no pudieron prender candela, la quebrada del mosco, por qué según en ese sitio hay mucho mosco y quemadas, donde por el cansancio que traían soplaron candela y quemaron las cobijas y dejaron por nombre “quemadas” según la expedición de afro y la familia hacia el Tolima, fue en busca de las minas de oro de San Joaquin, por la pobreza en la que habían quedado por causa de la guerra de los mil días, al llegar a la Ribera de pepitas al encontrar el río guayabo, coguieron río abajo encontraron la confluencia del río guayabo con el río Ata, siguieron por el costado riberas abajo del río Ata, al caminar un buen trayecto se encontraron al frente de lo que hoy en día es la Vereda de la Bella, desde esa época ellos le dejaron ese nombre y desde esa cordillera divisaron hacia palomas y el afro Tomás Valencia dijo: “Cómo vuelan unas palomas en ese sitio” y desde esa época quedó con ese nombre de las palomas esa vereda, siguieron aguas abajo y llegaron al sitio San Miguel y con ellos los acompañaba un valluno de nombre Darío Candela, quien decidió coger ribera abajo del río Ata donde según en ese entonces no habitaba absolutamente nadie en Gaitania, según el señor Darío Candela, dice que encontró una trocha por el sector de frente del Cóndor, Ataco, y entre más avanzaba la trocha más se iba anchando, posiblemente era trocha de cazadores, no se sabe cuántos días tardaba hasta llegar a Ataco y ahí fue retenido y trasladado a Ibagué y el confesó que había un grupo del Cauca, en las partes altas de San Miguel y de parte de la gobernación del Tolima lo escucharon y formaron una expedición con gente de la gobernación y gente de Ataco y se vinieron de regreso con el valluno Darío Candela a realizar el encuentro entre tolimenses y caucanos, trayendoles víveres de alimentación para los visitantes caucanos.

Donde se encontraron en el sitio San Miguel después de varias semanas de salida del señor Darío candela, donde por primera vez chocaron las manos y la conversación entre tolimenses y caucanos sobre la tierra tan rica en fauna y flora, la misión era escarbar las minas de oro, pero al encontrar tierra tan productiva el afro Tomás Valencia cogió la Vereda la Paloma, Corpos Paya, la Vereda la Bella, Justo Paya la Vereda Palmera, Lorenzo Paya la Vereda la Floresta y posteriormente entre 1916 a 1918 encuentran el sitio carcelario Sur de Ata y la Colonia la Soledad que fue en Gaitania donde formaron una cárcel para que pagarán condena los que cometían infracciones de tabaco y aguardiente ya con la llegada del gobierno y estos precidiarios los indígenas que bajaban a cambiar carne ahumada de danta, y de oso, por sal, ellos tuvieron un promedio de unos 35 años de paz donde se dedicaron al trabajo de la agricultura y ganadería.

A continuación, Corpos Paya, fue el primer Capitán Indígena de este territorio quien vivió en la Vereda la Bella, en el departamento del Tolima hay tres acentamientos Nasa, el resguardo Páez Gaitania, con 8 veredas que son: la Floresta Baja y Floresta Alta, Altamira, San Pedro, la Palmera, Palomas, la Bella y Agua Blanca, y en el municipio de Ríoblanco, el Resguardo las Mercedes, y el Cabildo Barbacoas, en el corregimiento de Herrera, ellos son procedentes del Valle del Cauca”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.