Hoy 2 de febrero Día Mundial de los humedales.

Por: Jorge Ancizar Cabrera Reyes.

“La Educación es el arma más poderosa que puedes usar para cambiar el mundo”. Nelson Mandela.

Porque si se quiere saber de secretos todos los encuentra en el agua, de ahí que los humedales son espacios de conservación biofísica, refugio de biodiversidad, habitad y conservación de la vida, ya que los Humedales nos protegen de las inundaciones, porque enseñar a cuidar el ambiente es enseñar a valorar y proteger la vida.

Foto Tomada por CORTOLIMA.

Hay que proteger los humedales y el Agua, con ello se busca no degradar y contaminar nuestras fuentes hídricas y los recursos naturales evitando también los conflictos ambientales, en la urgente necesidad de cuidar el agua y los variados ecosistemas con el fin de asegurar el desarrollo sostenible y sustentable de los territorios,

Pasear en medio de los humedales y las plantas escuchando variados el sonidos de la naturaleza como, el agua, el trinar y canto de las aves, para alimentar la existencia vital y oxigenar el cuerpo con el aire fresco llegando a los pulmones y divisando la majestuosidad de sus lagunas, en un encuentro sano y natural que se requiere ahora en tiempos de la pandemia global y después de que termine la tormenta que nos tiene afligidos.

Los encantos de la naturaleza, nos convocan ahora más que nunca a defenderlos para el bienestar de las presentes y futuras generaciones, los humedales debemos tener el propósito de preservarlos, para buscar la conservación de los mismos en los procesos ecológicos que garantizan su integralidad y la posibilidad de que sigan siendo una fuente de progreso y riqueza para toda la sociedad.

La Conferencia Mundial reunida en Aichi-Nagota, Japón, entre los días 10, 11 y 12 de noviembre del año 2015 entre otras cosas señaló: “Para preservar el planeta no es suficiente con decir que vamos a construir “economías verdes”, necesitamos auténticas “sociedades verdes”, es decir modelos de sociedad que respeten la Tierra y el medio ambiente”.

Y sobre el tema educativo sobre el manejo del desarrollo sostenible planteó: “El objetivo es integrar el concepto de desarrollo sostenible en los sistemas educativos de todo el mundo. Tenemos que cambiar radicalmente la manera en que consumimos y producimos y hay que repensar cuáles son las responsabilidades de cada uno respecto del planeta. Para conseguir este cambio, la educación es una de las herramientas más poderosas de las que disponemos. Utilizarla adecuadamente es el deber de Todos”.

En torno al adecuado uso y control de los humedales con la participación comunitaria y sus saberes sobre el tema de hoy en su día mundial, así como la problemática que puede generar intervenciones externas y que pueden dañar el funcionamiento racional de los mismos, que pueden afectar considerablemente los medios de vida y cultura de los territorios y comunidades, o sea integrado el ecosistema y la sociedad humana como una forma conceptual de los humedales como sistemas socioecológicos y la importancia del vínculo entre la sociedad y los humedales.

Brigitte Baptiste en su condición de directora general del Instituto Humboldt, manifestó: “Los conflictos a resolver entonces no son solamente los que surgen entre nosotros, como a veces nos imaginamos muy inocentemente, sino entre quienes pensamos que debemos construir eso que llaman sostenibilidad, “escuchando” el agua, la tierra, y a aquellos que insisten en una transformación ecológica radical en el país, es el camino para alcanzar aquello que llaman desarrollo. No quiere esto decir que no haya un desarrollo factible dentro de un sistema rico en humedales, sino que tenemos que pensar distinto al razonamiento que surge de una cultura inadaptada, pues más que un problema científico, esto es un problema cultural”.