Contratista no habría contado con la idoneidad para desarrollar actividades de gestión documental en el Concejo de Alvarado.

Luego de realizada una auditoría exprés al Concejo Municipal de Alvarado en virtud de una denuncia allegada a este órgano de control frente al desarrollo del contrato N° 02 del año 2018, suscrito con Daniel Perdomo Campos se logró evidenciar tres hallazgos administrativos con incidencia disciplinaria y uno con incidencia penal. Cabe señalar que el valor del contrato fue de $6.500.000 y su duración fue de 13 días.

Hallazgo administrativo N° 1 con incidencia disciplinaria y penal.

Presuntamente el contratista no cuenta con la idoneidad establecida en el proceso pre contractual, toda vez que el objeto hace referencia a la “asesoría e implementación del proceso de gestión contractual” y la hoja de vida determina experiencia y manejo de archivo, actividades que no guardan relación.

De igual manera, el contratista solo certificó estudios de bachiller técnico de gestión empresarial, sin adjuntar estudios complementarios de manejo de archivos y tablas de retención, actividades que deben estar sujetas a las normas de archivo y que como tal demanda experiencia y conocimientos específicos en esta área.

Teniendo en cuenta lo anterior, este órgano de control determinó una observación administrativa con incidencia disciplinaria y penal por suscribir presuntamente un contrato sin que el contratista contara con idoneidad.

Hallazgo administrativo N° 2 con incidencia disciplinaria

En el entendido de que se pagaron las actividades señaladas en el contrato de las cuales no reposan evidencias documentales que le permitieran al ente de control verificar su correcta ejecución.

Según la Contraloría Departamental del Tolima el informe presentado por parte del contratista el 17 de diciembre de 2018, no puede ser validado como un diagnóstico del archivo del Concejo Municipal pues ignora los parámetros dados a partir del Archivo General de la Nación, situación que fue omitida por el contratista y el supervisor.

Hallazgo administrativo N° 3 con incidencia disciplinaria

En el proceso auditor, la Contraloría Departamental del Tolima evidenció que el contratista omitió el pago de su seguridad social, pues este al momento de realizar el cobro adjuntó una planilla correspondiente a una persona jurídica olvidando que suscribió el contrato como persona natural.

El contralor departamental del Tolima, Diego Andrés García Murillo señaló que es muy importante contar con la idoneidad, experiencia y responsabilidad de los contratistas pues los recursos que se destinan deben surtir el impacto proyectado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.