A causa de la Pandemia miles de familias de escasos recursos, han tenido que salir de sus hogares a buscar el pan de cada día. Es común ver niños en las calles, vendiendo dulces o pidiendo limosna, que en ocasiones los mimos están siendo explotados y vulnerados por parte de sus padres o familiares.

Para evitar este tipo de casos el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF), a través del Equipo Móvil de Protección Integral (EMPI) de la Regional Tolima, han realizado diferentes campañas de verificación para dar protección a los menores de edad.

El grupo de protección a la infancia y adolescencia en compañía de la estación norte, el modelo de vigilancia comunitaria por cuadrantes y el grupo EMPI del Instituto Colombiano del Bienestar Familiar, hicieron presencia en el puente de la vida, sector Mirolindo, con el fin de verificar que no se encuentren niños, niñas y adolescentes ejerciendo la mendicidad.

De acuerdo a diferentes denuncias de la comunidad del sector de la variante, se ha visto frecuentemente a menores de edad pidiendo dinero a las personas y vehículos que pasan por el sector.

En el operativo realizado por las diferentes Autoridades que buscan la protección de los menores de edad y cumpliendo con todas las medidas de bioseguridad, afortunadamente no se encontró ningún niño, niña o adolescente con dicha vulneración de derechos.

Las autoridades invitan a la comunidad en general a denunciar si conoce algún caso en el que se le vulneren los derechos a un menor de edad.

 

Redactado por: Nicole Homez.

Deja una respuesta