En pocos días se entregarán las obras de pavimentación de la vía Herrera – El Diamante.

Se invierten recursos para infraestructura vial y apostar por la competitividad de la región, en el sur del Tolima.

Las obras de pavimentación de 7,8 kilómetros del corredor Herrera – Palonegro – Los Guayabos en el municipio de Rioblanco, están en la etapa final, este es un proyecto planificado para mejorar la calidad de vida de los habitantes de esta región, y con obras empezar a saldar la deuda de olvido del estado con los ciudadanos de los territorios donde se sintió el rigor del conflicto.

En estos momentos se ejecutan labores de señalización vertical y horizontal, además se realiza remoción de material que ha caído sobre la vía a causa de las lluvias, para poder entregar por parte del contratista las obras que tiene una inversión de 21 mil millones de pesos y beneficiarán a más de seis mil habitantes de los municipios de Rioblanco, Ataco y Planadas, en un territorio de gran producción cafetera y ganadera.

“El tránsito por esta vía era pésimo, pasamos de un camino para mulas a una trocha y ahora a una carretera pavimentada, esto nos valoriza los predios y nos agiliza el tránsito hacia Herrera, esta zona es una verdadera despensa agrícola y con estas obras se favorece la movilidad” afirmó Luis Enrique Horta, propietario de la finca La Meseta.

El proyecto de pavimentación de la vía Herrera- El Diamante forma parte de una iniciativa macro que busca el mejoramiento de la movilidad en un circuito que une Planadas, Bilbao, El Diamante, Herrera y Rioblanco y se articulará con la culminación de la pavimentación del corredor Rioblanco- Chaparral y las intervenciones en las vías Planadas- Ataco y Ataco- Coyaima que son grandes apuestas de infraestructura que lidera el gobernador, Ricardo Orozco.

 

 

Deja una respuesta