Fernando Ruiz Gómez, ministro de Salud y Protección Social, presentó un balance del Puesto de Mando Unificado desarrollado en la capital del Tolima, en compañía del gobernador Ricardo Orozco y el alcalde Andrés Hurtado, el jefe de la cartera de Salud indicó que “Ibagué está en una situación que se ha mantenido controlada, con una tendencia a subir, y la expectativa de tener el pico del brote en las próximas dos semanas; después, seguramente, un descenso importante”.

Afirmó su satisfacción al corroborar la preparación y capacidad a nivel de departamento y ciudad, que genera una tranquilidad importante para responderle a la población.

“Ya tenemos 168 camas de cuidado intensivo instaladas, con el aporte de 75 ventiladores”, aseguró Ruiz Gómez y añadió que solo resta la implementación del programa PRASS (Estrategia Pruebas, Rastreo y Aislamiento Selectivo Sostenible) para hacer trazabilidad y seguimiento de los casos y los contactos.

Te puede interesar: policía metropolitana por la convivencia y seguridad ciudadana

Durante su estancia en el Tolima el ministro pudo verificar el desarrollo del laboratorio de salud pública que cuenta. Estos avances van a permitir una capacidad incrementada en salud pública diagnóstica y de protección de la población, apuntó Ruiz Gómez. Asimismo, anunció que desde el Instituto Nacional de Salud se entregará un robot que aporte a tener un laboratorio líder en Colombia.

Finalmente, el ministro hizo un llamado al autocuidado y seguir las medidas de bioseguridad, como lo son el uso correcto del tapabocas, el distanciamiento físico y el lavado constante de las manos y recalcó que la epidemia no se ha terminado y que de la corresponsabilidad de todos depende que no surjan rebrotes como está pasando en algunos países de Europa.

 

Redactado por: Albert Stiven Tique Calderón

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.