_Yo no quiero la muerte de nadie. ¡Conviértanse, y vivirán! Lo afirma el Señor omnipotente._
_Ezequiel 18:32_

Muchas PERSONAS SE PREGUNTAN HOY EN DÍA POR QUÉ DIOS SIENDO TAN PODEROSO NO ACABA CON TODA LA MALDAD Y ARREGLA CUENTAS CON LA HUMANIDAD Y CON EL DIABLO DE UNA VEZ POR TODAS.

SIN EMBARGO, A TRAVÉS DE PASAJES CÓMO ÉSTE, ÉL MISMO SE ENCARGA DE RESPONDER A ÉSTE TIPO DE PREGUNTAS.

ES CIERTO QUE EN EL ANTIGUO TESTAMENTO, DIOS SÉ MANIFESTABA COMO UN SUPREMO JUSTICIERO QUÉ NO DEJABA PASAR LA MALDAD DE LA GENTE Y CON FUEGO CONSUMIDOR ACABABA CON TODO A SU PASO; PERO MÁS ALLÁ DEL DIOS FURIOSO, TENEMOS AL DIOS AMOROSO QUÉ SÉ PREOCUPA POR NUESTRO BIENESTAR Y NOS BENDICE AUNQUE NO LO MEREZCAMOS PORQUE NOS AMA.

COMO ÉL NO HA CAMBIADO, SABEMOS QUE ESTÁ SIENDO PACIENTE PARA QUE SE SALVE LA MAYOR CANTIDAD POSIBLE DE GENTE, PERO ALGÚN DÍA ESE PLAZO SE ACABARÁ Y ENTONCES VENDRÁ EL FIN.