La Fiscalía General de la Nación y el Ejército Nacional capturaron a 12 personas que harían parte de esta estructura delincuencial que lleva por nombre ‘Los Exhostos’ y quienes fueron presentadas ante un juez de control de garantías. Una fiscal adscrita al CTI les imputó cargos por los delitos de concierto para delinquir agravado, y tráfico, fabricación o porte de estupefacientes.

Adicionalmente, a una de las mujeres detenidas le formularon cargos de destinación ilícita de muebles o inmuebles y a su compañero sentimental le agregaron el delito fabricación, tráfico o porte de armas de fuego porque tenía un revólver y una escopeta. Los imputados no se allanaron a los cargos.

Las investigaciones permitieron conocer que esta estructura, conformada por dos parejas de esposos, dos hermanos y dos hermanastros, compraba cargamentos de marihuana en Cauca y los movilizaba hasta Bogotá entre camiones y camionetas que eran acondicionados con caletas para ocultar el estupefaciente. En la ciudad la droga era dosificada y despachada hacia expendios y distribuidores de droga en cualquier punto del centro, oriente y norte del país.

Le puede interesar: Excongresista pagará 79 meses de cárcel.

Funcionarios del CTI de la Fiscalía General de la Nación, con apoyo del Batallón de Infantería Jaime Rooke de la Sexta Brigada del Ejército Nacional, realizaron diligencias simultáneamente en Bogotá, El Guamo e Ibagué (Tolima), Garzón (Huila), La Dorada (Caldas) y Santa Marta (Magdalena), donde se logró la captura de estas personas.

De acuerdo con los elementos de prueba, las 12 personas aseguradas cumplían diferentes roles en la cadena criminal. Fredy Beltrán, alias Richard; y Luis Andrés Rodríguez, alias Paparro, eran los supuestos cabecillas de la red delincuencial, encargados de coordinar la compra de la droga en Cauca. Se les atribuye haber organizado sistema de logística para el transporte, venta, distribución y financiación de todo el andamiaje criminal.

De otra parte, Yeimy Viviana Serrano Rojas sería la responsable de los movimientos bancarios y de realizar transacciones por valores inferiores a los 10 millones de pesos para evitar el rastreo financiero.

Brayanth Stiven Rodríguez Sánchez y Cristian Camilo Amorocho Sánchez, al parecer, tenían a su cargo todo lo relacionado con logística y transporte. Juli Andrea Bermúdez Castellanos es señalada de almacenar la marihuana en bodegas alquiladas o de su propiedad en distintas zonas de Bogotá. A Wilson Javier Clavijo Herrera, ornamentador de oficio, se le atribuye el diseño y elaboración de las caletas.

Asimismo, Danilo Hernández, Víctor Alfonso Bermúdez Castellanos y Carlos Fernando Velasco Hernández, son los presuntos compradores por mayor de la sustancia estupefaciente. Al ciudadano extranjero Jorge Luis Zambrano Contreras sería el encargado de distribuir las dosis de droga en la zona turística de El Rodadero, en Santa Marta. Finamente, Miguel Ángel Portela Gualteros se desempeñaba como transportador de los cargamentos.

Los doce procesados fueron cobijados con medida de aseguramiento privativas de la libertad en centro carcelario.

Durante el desarrollo y curso de las investigaciones fueron incautadas cerca de dos toneladas de marihuana a esta organización narcotraficante. Algunos procedimientos se realizaron en una bodega del barrio Restrepo y un parqueadero de Bosa, en Bogotá. También en vehículos interceptados en Soacha (Cundinamarca) y en la Vía Panamericana en Cauca.

Adicionalmente, se descubrió un taller de reparación de vehículos llamado ‘Los Exhostos’, en el que se acondicionaban las caletas en los camiones y camionetas para ocultar los alijos.

 

Redactado por: Nicole Homez.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.