Cortolima protege a los ciudadanos de contaminación del aire en zona específica de Ibagué.

En la Ladrillera Calamar de Ibagué se suspendieron actividades, la diligencia la hizo Cortolima como autoridad ambiental y tuvo apoyo del cuadrante 16 de la Policía Nacional, bomberos y el Batallón de Infantería Jaime Rooke.

Después de hacer un control de emisiones atmosféricas, se determinó que la actividad contaminante es combustión con materiales como cascarilla de arroz madera y materiales mixtos.

Los habitantes del barrio Ricaurte fueron los que hicieron el llamado y pusieron la alarma. Aseguran que usualmente usaban los hornos en la noche para evitar que fuera notorio el humo abundante.

Le puede interesar: Entidades públicas y privadas realizaron un recorrido en el rio Combeima.

Durante la inspección y análisis interno del establecimiento se pudo observar que los propietarios ya tenías reportes por no contar con los permisos legales y además el sitio no es el adecuado para realizar este tipo de actividades.

Andrés Rodríguez, Subdirector de Calidad Ambiental de Cortolima, garantiza a la comunidad que harán un cuidado exhaustivo del medio ambiente, para el bienestar y calidad de vida de la comunidad.

Redactado por: Vanessa Reyes.