A través del decreto 1000-0364 la Administración Municipal estableció que estos sectores operarán de forma gradual con estrictas medidas sanitarias.

La Alcaldía de Ibagué expidió el decreto 1000-0364 en el que se autoriza la implementación de un plan piloto para la atención a la mesa en establecimientos gastronómicos, y el desarrollo de actividades religiosas que impliquen reunión de personas de manera presencial en la ciudad.

Le puede interesar: https://periodismoaldia.com/aprobado-decreto-para-el-plan-piloto-de-apertura-de-restaurantes-y-centros-religiosos-en-ibague/

 

El documento establece que, a partir de la fecha y de forma gradual, los restaurantes podrán tener este servicio, siempre y cuando estén registrados en la plataforma web, con su plan de acción para esta modalidad de compra. Las empresas que no posean esto, podrán hacer su inscripción en: www.ibague.gov.co/reactivacion-economica.

El mandatario de los ibaguereños precisó que el horario de cierre de estos establecimientos de comercio, estará sujeto al toque de queda que esté vigente y que, para los comensales, no aplicará la medida del pico y cédula.

Los restaurantes deberán reducir su aforo a un 30 % de su capacidad, mientras que para las actividades religiosas será el establecido mediante resolución 1120 del 3 de julio del 2020, expedido por el Ministerio de Salud. En ambos sectores será obligatorio garantizar el aislamiento físico mínimo de dos (2) metros entre cada persona y hacer el registro previo de sus visitantes.

Algunas medidas para los restaurantes son:

  • Las mesas deberán contar con un dispensador de alcohol en gel antibacterial.
    • Abstenerse de suministrar y/o permitir el uso de sillas, sofás y salas de espera.
    • Limitar el contacto con los clientes mediante aislamiento con acrílico de las ventanas de atención al cliente.
    • El consumo se deberá pagar al finalizar el servicio a un mesero. No se permite el pago en cajas.

Parte de las recomendaciones para las actividades religiosas:

  • Se prohíbe la asistencia de personas mayores de 70 años, o que padezcan enfermedades cardiovasculares o crónicas, sin importar su edad.
    • Sustituir abrazos, besos y apretones de manos por una reverencia, con el fin de evitar el contacto físico.
    • Evitar tocar o besar objetos de culto o devoción que la comunidad esté acostumbrada a manipular colectivamente.
    • No se podrá suministrar folletos, revistas, objetos y demás elementos comunes relacionados, antes, durante ni después del evento religioso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.