Se atendieron más de seis mil denuncias por violación al toque de queda y distanciamiento social. Cuatro establecimientos comerciales fueron cerrados temporalmente.

La policía metropolitana y la alcaldía de Ibagué, adelantaron operativos durante el puente festivo con el fin de garantizar el cumplimiento del cierre de fronteras y el toque de queda. Estas acciones arrojaron un balance de cien comparendos por incumplir las medidas impuestas para evitar la propagación del covid-19.

Fueron sellados cuatro establecimientos comerciales por no acatar los protocolos de bioseguridad, diez personas fueron capturadas, se intervinieron 210 riñas e incautaron sesenta armas blancas. Además, se recibieron 6.497 denuncias por violaciones a las medidas sanitarias y la utilización del espacio público durante las restricciones.

“No debemos seguir con estos comportamientos que incumplen con los protocolos de autocuidado, lastimosamente hemos visto que muchos ciudadanos están vulnerando los protocolos pese a las recomendaciones, debemos ser conscientes por lo tanto seguiremos tomando medidas”, señaló el secretario de gobierno, Carlos Andrés Portela.

El funcionario informó que estos operativos continuarán durante los próximos puentes festivos, reforzando el cierre fronterizo e intensificando los controles para impedir fiestas clandestinas o actividades que expongan la salud de los ibaguereños durante el toque de queda.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *