La Fiscalía, bajo la Ley de Procedimiento Abreviado, trasladó el escrito de acusación contra Carlos Julio Cardeño Guzmán, Delio Javier Moreno Muñoz y Eduar Anyerson Alarcón Montero, capturados por agentes de la Sijín en Pereira (Risaralda) e Ibagué (Tolima).

Durante tres diligencias de allanamiento y registro, cumplidas en dichas ciudades, fueron incautados cinco celulares, dos radios de comunicaciones, tres pantalones de uso exclusivo de las fuerzas militares y otras prendas que serían usadas por los implicados para hacerse pasar por agentes de la Policía.

Modos Operandi

Labores de policía judicial evidenciaron como los procesados, quienes harían parte de la banda delincuencial conocida como ‘Falaz’, se hacían pasar por integrantes de la Policía. Aprovechando esa fachada les solicitaban a personas de la tercera edad documentos, tarjetas de crédito y débito y sus claves para, supuestamente, verificar si eran los propietarios de las mismas; so pretexto de dar con supuestos responsables de hurtos en la zona.

Le puede interesar: Desarticulan banda delictiva en Honda Tolima.

Así, habrían retirado de manera ilegal, dineros de cajeros electrónicos por más de 8 millones de pesos. En un caso, inclusive habrían intimidado a una de sus víctimas con un arma de fuego para forzarlo a suministrar sus datos.

La evidencia física recopilada demostró que entre diciembre de 2019 y enero 2020 los implicados habrían cometido, al menos, cuatro eventos delictivos.

Los implicados deberán responder como presuntos responsables de los delitos de hurto calificado agravado en concurso heterogéneo con hurto por medios informáticos con circunstancias de agravación punitiva en concurso heterogéneo con violación de datos personales. Ninguno de los procesados aceptó su responsabilidad en los hechos.

Siga leyendo: Desarticulada Banda dedicada al microtráfico en Espinal

En atención al direccionamiento estratégico del Fiscal General de la Nación, Francisco Barbosa Delgado, para combatir los fenómenos delictivos de alto impacto que afectan a seguridad ciudadana, entre ellos los hurtos informáticos, se realizaron análisis de registros fílmicos, reconocimientos fotográficos y cotejo morfológico que permitieron la judicialización de los presuntos responsables.

Por decisión del juez segundo con funciones de control de garantías de Manizales (Caldas) Cardeño Guzmán y Alarcón Montero fueron cobijados con medida de aseguramiento en cárcel. A Moreno Muñoz le fue impuesta medida de aseguramiento de detención domiciliaria.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.