El conductor del taxi perdió el control del vehículo, en medio del forcejeo por evitar el hurto, y terminó chocando con la vivienda de las víctimas.

Por los delitos de homicidio agravado en concurso homogéneo y sucesivo; tentativa de homicidio agravado y hurto calificado, fue imputado por la fiscalía Víctor Alfonso Grisales Álvarez; por los hechos ocurridos el 24 de marzo del año pasado, donde fallecieron una mujer de 21 años y su hijo de 40 días de nacido, y resultaron heridos su abuela y un taxista.

El sujeto no aceptó los cargos y fue afectado con medida de aseguramiento en centro de reclusión, fue detenido en el barrio Modelo de Purificación- Tolima el pasado 16 de junio.

Los ocurrieron en horas de la madrugada en el barrio Musicalia de Ibagué, el taxi impactó contra una vivienda en la cual residían Marolyn Romero Salazar, su bebé y la abuela Doris Salazar. Madre e hijo murieron de inmediato, mientras que la adulta mayor y el taxista resultaron gravemente heridos.

Conforme a las investigaciones, poco antes del accidente, el hoy imputado abordó el vehículo como pasajero; sin embargo, se presume que pretendía hurtarle el producido de su trabajo al taxista. En el forcejeo con el indiciado por evitar el robo, el conductor perdió el control del carro y terminó chocando con el inmueble.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *