24 años de conmemoración del primer acuerdo de paz

El 26 de julio de 1996 se firmó el Primer Acuerdo de Paz entre los Indígenas Nasa y las Guerrillas de la Farc-Ep. Hoy en tiempos de pandemia, virtualmente 24 años de Conmemoración.

Por: Jorge Ancizar Cabrera Reyes

“Es uno de los ejemplos para el país y el mundo. Que cuando hay voluntad de las partes, podemos llegar a un buen éxito de paz y convivencia para el futuro de las comunidades”. Alvaro Ovidio Paya. Autoridad Mayor Nasa.

En el año 1994, se desempeñaba como Gobernador del Resguardo Nasa Wes’x, Virgilio López y como Tesorero del mismo Alvaro Ovidio Paya, se comenzaron los dialogos con el comandante de las Farc-EP Jerónimo Galeano y con esta organización guerrillera de que hacían parte el 21 Frente, la Columna Joselo Lozada y el Bolque Central de las Farc que dirigian los comandantes Alfonso Cano y Adan Izquierdo.

En el año 1995 Alvaro Ovidio Paya asumió la suplencia del Gobernador del Resguardo, estando como Gobernador principal Marco Antonio Cupaque.

En el año 1996 vuelve y asume por elección de la comunidad Nasa, como Gobernador Virgilio López, del Resguardo Nasa, del corregimiento de Gaitania, jurisdicción del Municipio de Planadas Tolima, para ese momento, se presentaron varios inconvenientes entre la población indígena Nasa y las guerrillas de las Farc-Ep y esa situación de intranquilidad y de zozobra determinó continuar con los diálogos y llegar a la firma del Acuerdo de Paz, el 26 de julio de 1996 al que concurrieron como garantes el Comité Internacional de la Cruz Roja Internacional CICR, la Iglesia Católica, la Defensoría del Pueblo, la Personería Municipal de Planadas y las partes en conflicto, se firmó dicho Acuerdo de Paz en la vereda la Esmeralda Alta jurisdicción del Municipio de Planadas Tolima, para concluir con los enfrentamientos entre indígenas y guerrilla.

Estos ejemplos son caminos para que las autoridades nacionales, regionales y locales, conforme a la Constitución, la Ley y sus Reglamentos perseveren y no desfallezcan en la busqueda concertada de la paz, el perdón y la reconciliación de todos los colombianos. El mejor método es el diálogo esperanzador para lograr acuerdos y así se erradique definitivamente la violencia.

Este acuerdo histórico de paz, hecho por fuera de las facultades de orden público que tiene el Presidente de la República, de conformidad con el artículo 189 numeral 4 de la Constitución Política de 1991.

En el año 2000 se conmemoraron los cuatro años de este histórico acuerdo de paz donde estuvimos en compañía del Monseñor José Luis Serna Alzate, el Defensor Regional del Pueblo Santiago Ramirez Calderón ya fallecidos y en mi condición de Secretario del Interior del Tolima de la época, esto me permite decir con Thomas Mann que: “La guerra es la salida cobarde de los problemas de la paz”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.